En esta excursión nos acercamos a Osorno la Mayor, uno de los bordes de la casi infinita Tierra de Campos. Desde allí, en bicicleta, queremos conocer el río Valdavia, admirar la imponente obra del acueducto de Abánades y finalmente llegar hasta Melgar de Fernamental a orillas del Pisuerga burgalés.

Durius Aque: Canal de Castilla en Melgar
El Canal de Castilla comienza a vestirse de otoño

Hemos entrado de lleno en el otoño; de repente se ha levantado viento, las choperas comienzan a amarillear y las nubes hacen que el cielo forme parte del paisaje. En este ambiente renovado comenzamos nuestro corto, pero muy agradable, paseo familiar.

Valdavia o Abánades

El río Valdavia nace entre en la pequeña Sierra de la Peña y discurre por la comarca de la Valdavia entre el Pisuerga y el Carrión. Finalmente vierte en el primero entre Melgar y Osornillo

Salimos de Osorno por las cercanías de su estación de ferrocarril hacia Los Arvejales donde nos topamos con la ribera del Valdavia. El río baja sosegado y con buena corriente. Ya se aproxima a su final y saborea despacio su último tramo. Lo tiene ya todo hecho. El viento sopla fuerte y bate los chopos con estrépito; afortunadamente a nosotros, metidos en el valle, nos pega de costado.

Durius Aquae: Valdavia
El río Valdavia, sosegado, va recibiendo en sus aguas las primeras hojas del otoño

En los taludes terrosos y cercanos al cauce los nidos de abejaruco están ya deshabitados y, más adelante, encontramos la Fuente Buena al lado de un huerto pletórico de ciruelas, manzanas y melocotones, su agua es escasa pero fluye cercana al río en un paraje adecentado.

El acueducto

Enseguida nos encontramos bajo el Acueducto del Rey o de Abánades (como también era conocido el Valdavia en este tramo final, donde hubo además, algunas localidades con ese nombre). La obra te invita a recorrerla y contemplarla desde abajo y desde arriba hasta que —después de admirarla— acabas comprendiendo la dificultad que en 1775 debió suponer atravesar este valle con el Canal, no sólo por la construcción de este monumento sino por las enormes trincheras que hubo que cavar en los aledaños.

Durius Aquae: acueducto de Abánades
Imponente acueducto de Abánades

La piedra aviejada de las cinco bóvedas del acueducto lo dan un aire de fortaleza desafiante hacia la corriente del Valdavia. A pesar de ese aspecto recio y robusto en el monumento encuentras detalles elegantes en remates del pretil, cornisa y contrafuertes. Las administraciones lo denominan Bien de Interés Cultural… protegido, sin embargo sufre un evidente estado de deterioro progresivo debido a la falta de mantenimiento.

Pero ¿tanto cuesta arrancar las plantas que le crecen y cerrar sus juntas por donde se va desmoronando?

Durius Aquae: Abandono del Canal de Castilla
Desidia y abandono sistemático de un bien de interés cultural

Seguimos nuestro paseo hacia Melgar de Fernamental, cruzamos la autovía y el Canal del Pisuerga. Un canal que acoge a una buena comunidad de regantes que presume de los efectos positivos de la modernización de sus instalaciones. La vega es impresionante. Festoneada por las riberas de los ríos y el páramo de Osornillo se encuentra, ordenada y acogedora.

Melgar de Fernamental; la Ruta del Agua

Llegamos al pueblo de Melgar situado sobre una loma a orillas del río Pisuerga. Recorremos parte de la Ruta del Agua que viene señalizada junto al río, un regalo para la localidad en forma de parque enorme.

Los terrenos bajos y fértiles que antaño albergaron huertas regadas al pie, con molinos, batanes y tenerías, en la actualidad acogen gran parte de las dotaciones y servicios de la localidad aprovechando la ancha vega rodeada de un cuérnago y colmada de fuentes.

Decimos hasta luego a Melgar sobre el sobrio y semioculto puente de arcos rebajados en un entorno selvático y descuidado. Así, iniciamos el regreso con el viento en contra. Ahora tomamos el canal de puente a puente; desde el de Carrecalzada rodamos por su sirga hasta el puente de Carrequemada. La obra del acueducto impone, desde luego,  pero en este tramo con el canal hundido varios metros para salvar la terrazas del Valdavia y Pisuerga se te vienen a la mente los cientos de personas cavando esta enorme zanja.

Y con estas reflexiones y otras llegamos de nuevo a Osorno al atardecer.

 

Durius Aquae: Puerta parroquia de Osorno
Detalle puerta parroquia de la Asunción. Osorno

One thought on “Abánades

Animate y deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies