Parece mentira, pero entre nuestro querido río Duero; serio, frío, adusto…, y el río Tortuguero; alegre y caribeño, hay mucho en común: ¡comparten todo un océano, nada menos!

Este río, de corta longitud (82 km) y mucho caudal se encuentra en la provincia de Limón en Costa Rica. Es un río complejo, difícil de describir pero que su cálida cuenca bien merece una visita.

Nace a unos 540 msnm y al llegar a la costa su valle forma una depresión plana. En ella se van uniendo y desuniendo otros ríos, lagunas y canales, —chorros los llaman por allá—. Al final todos ellos confluyen en un gran canal artificial separado del Caribe por una lengua arenosa llamada “la Barra” . Allí se encuentra el colorido y tranquilo pueblo de Tortuguero, al que no llega carretera alguna.

Durius Aquae, canal de Tortuguero
La “plácida” vida caribeña

Tan sólo un par de detalles más: está inscrito en un Parque Nacional selvático desde 1975 y casi la única vía de acceso al mismo —y más recomendable— es por medio de embarcaciones. La ruta más frecuente de entrada es desde el embarcadero de La Pavona, recorriendo un buen trecho del río La Suerte. Hay además un pequeño aeródromo en la playa.

TORTUGAS

Pero claro, hay más. Un lugar que se llama Tortuguero debe de ser por algo. Pues bien, este es uno de los lugares del mundo donde más tortugas desovan y, como consecuencia, otras muchas nacen. Si te acercas en otoño es muy difícil no encontrarte con alguna de 200 kg arribando a la playa para, con cierta torpeza, enterrar sus huevos en la cálida noche bajo la arena negra.

Durius Aquae; tortuga verde recién nacida buscando el mar
Recién nacida

Casi todas ellas son de la especie tortuga verde aunque también desovan algunas laúd o carey. Todas ellas marinas. También las encuentras de agua dulce pero estas entre los canales interiores del parque.

Algunas semanas después miles o más de diminutas tortuguitas lucharán por cazar una ola que las ponga a salvo ¿?, al menos por un momento, de sus variados y ansiosos depredadores en tierra. Ya en el mar comenzará otra lucha, otros depredadores y lo peor: la polución que generamos.

Aquí tenéis un pequeño vídeo que muestra su esfuerzo.

Y BICHOS

Como ni soy biólogo ni nada parecido me permitiré llamar bichos a todos estos bichos. El territorio cómo he comentado consiste en una cálida y húmeda selva tropical surcada por ríos y canales de una gran belleza paisajista. El sol alterna continuamente con chaparrones pero la temperatura es siempre agradable. En estas condiciones la fauna salvaje está a sus anchas y por doquier, se diría que han aprendido a posar para turistas —que afortunadamente no son muchos—.

Durius Aquae; guacamayos melosos
¡Qué calorcito tan rico!

No hay nada tan recomendable como un par de paseos por su laberíntico cauce para, aun siendo un aficionado, cazar alguna buena fotografía de animales.

Como para muestra un botón… aquí os presento una selección entre la que no está el esquivo jaguar que frecuentemente merodea por el Parque.

Animate y deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies