Los días de confinamiento van pasando con preocupación e incertidumbre. Luchando entre la gana de ayudar y la comprensión de que la mejor manera es estarse quieto. Tratando de permanecer informado pero sin escuchar al gobierno. Todo es nuevo, hasta el miedo que comienza a manifestarse en las colas … pero vayamos a nuestras fuentes:

Hace un año conocí esta fuente que me enamoró, y eso que llevábamos una buena caminata. Se trata de la fuente de Pozabajo, en la Fregeneda (Salamanca). Después de un paseo entre almendros floridos por las riberas del Duero y Douro encontramos este lugar a la vera del Arroyo del Lugar que si no es de construcción romana lo copiaron muy bien.

Allí estaba el Sr. Paco, persona amable que nos contó muchas cosas y su burro Ulises, un zamorano presumido que dejo de pastar para dejarse fotografiar y eso que estaba pelinchando.

Además de la hermosura de su gran arco llaman la atención las curvas que tiene el borde del pilón. Paco nos hizo jugar un poco a las adivinanzas pero jamás lo hubiéramos acertado. El motivo del desgaste de la piedra de esa forma tan armoniosa se debe a generaciones de campesinos del Abadengo afilando sus navajas, hocinos y otras herramientas antes de ir o al venir del campo, mientras abrevaba el ganado.

Cosas curiosas de nuestra España vaciada que quien la pillara en estos momentos.

 

Fuente en la Fregeneda
Ulises bebiendo en la fuente de Pozabajo: La Fregeneda (Salamanca)

 

 

(Visited 74 times, 1 visits today)

2 thoughts on “La fuente de Pozabajo en La Fregeneda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: