…/… Viene en la entrada anterior

 

El pequeño río Hornija mide unos 60 km, sus fuentes las encontramos a una altitud de 845 m y su desembocadura a 645 m. Esto es, desciende doscientos metros en su recorrido hasta encontrarse con el Duero al que tributa según la CHD unos 26 hectómetros cúbicos al año. No se ha construido ningún embalse en su cauce hasta el momento y su sentido es constantemente NE-SO. Se trata de un riachuelo sometido a un buen número de presiones agrícolas con un estado de salud delicado y al que habría que mimar. Aún así se agradece verlo correr ya que no siempre sucede.

 

El río Hornija
El río Hornija
El triste camino de los Comuneros

Esta vez comenzamos donde lo dejamos la anterior, en Torrelobatón. Aquí algunos prados se han convertido en zonas deportivas y piscinas pero al salir de esta localidad su caudal es ya  estable y con cierta corriente. Su transcurso es suave, tranquilo, casi rectilíneo. A ambos lados los páramos de Torozos lo acompañan como acompañaron en su día a aquellos 6000 desgraciados comuneros que osaron enfrentarse a un rey con ambiciones de emperador.

 

Durius Aquae, el valle medio del Hornija
Pastos entre Torozos

Vaya, yo también he osado desafiar esta vez al cambio de tiempo. Misma ropa de ayer pero diez grados menos, las manos se congelan cuando paro a hacer fotos. El viento sopla fuerte y algunas gotas amenazan.

Entre Torozos cuatro pequeñas localidades se sitúan a su vera: Villasexmir, San Salvador, Gallegos y Vega de Valdetronco. a la altura de esta última el páramo se desmorona en pequeños cerros residuales y el valle se ensancha entre suaves laderas. Muy cerca, al traspasar al  A-6 encontramos Marzales. Todos son pueblos que languidecen, apenas son sostenibles y pierden su población sin remedio. Pregunto en uno de ellos por un bar:

  • “¡Huy! Hace tiempo que no hay. Los domingos algunos suben a Torre en coche, toman café y echan la partida”.

 

Durius Aquae, Chozo en Villasexmir
Chozo en Villasexmir

Ademas del río, los cinco tienen como factor común la ruina de buena parte de sus corralones y caserío.

¿Se perderán los tesoros que albergan?

No es necesario engañarse: la respuesta es: si. Desgraciadamente no se puede conservar todo… en Castilla.

Continúo ahora por la llanura, desde la carretera el Hornija es una línea casi imperceptible. apenas árboles. Llego a Puente del Fierro y me sobrecojo un poco al recordar el reguero de cadáveres que dejó aquella desbandada de 1521…

 

Durius Aquae, Campo del Fierro desde Marzales
Campo del Fierro desde Marzales. Al fondo la tormenta
Y Villalar

Me estoy librando de la tormenta ─veo cortinas de agua en el horizonte─ pero el frío y el viento me machacan así que dejo mis reflexiones y me acerco a Villalar de los Comuneros. Me agrada ver el viejo pozo de captación reconstruido junto al río. También es agradable ver como en este pueblo al menos encuentras gente por la calle y algo de barullo en los bares. Para la vuelta a casa tomo la autovía… frío, viento y tráfico. Al final llego, té caliente. ¡Qué curioso! Otros 110 km. Ni aun adrede…

y Aquí una pincelada sobre la batalla de Villalar

 

Durius Aquae, puente en Vega de Valdetronco
Puente en Vega de Valdetronco

 

Sigue en la entrada siguiente…/…

Animate y deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies