En nuestras visitas a las fuentes de la cuenca del Duero encontramos verdaderas joyas de la arquitectura vernácula. Libres en cuanto al diseño y bien talladas en piedra duradera en lo único que coinciden es en la organización estructural en lo relativo al curso de sus aguas. Primero el agua para consumo doméstico, después para el ganado y finalmente unidas a un lavadero para que jabones y suciedad fueran directamente a su desagüe.

Aquí en Olleros de Pisuerga, el magnífico caño sigue al punto este patrón si bien su constructor o quien diseñara la fuente, con intención o sin ella, nos muestra la forma de un enaltecido miembro en la columna que sostiene los cuatro caños que seguramente hizo soñar o reír a quienes tanto fueron con el cántaro, o la taja, a la fuente.

Fuentes: Olleros del Pisuerga, fuente pene
Fuente …tentadora

 

 

Animate y deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies