Hasta las cercanías de Mirandela, en la “Terra Quente” trasmontana, llegan desde España los ríos Tuela y Rabazal; llegan sin prisa, parejos en cuanto a caudal y distancia desde su nacimiento y allí se juntan en un anchuroso cauce que a partir de aquí llaman Tua. Así pues, el nuevo río nace ya crecido y, en Mirandela, apenas unos kilómetros rio abajo, lo retienen de nuevo creando un hermoso paisaje ribereño del que hemos disfrutado paseando.

Mirandela
Ponte Velha, Mirandela
Subimos junto el Tuela…

Desde el camping Tres Ríos Maravilha iniciamos nuestro camino hacia la pequeña localidad de Chelas. La lluvia amenazaba y los pronósticos eran para quedarse en casa…

¡Menos mal que no lo hicimos!

Apenas llego a llover y la temperatura, ajena al sol, se posó en los veintipocos grados lo que hicieron mas placentero el paseo si cabe.

Chelas - Tras os Montes
Tierras y caballos en Chelas

Atravesamos el Tuela por el puente Leader. Entre un variado paisaje de olivares salpicados de pinos, alcornoques, granados, madroños y alguna mimosa llegamos a Chelas. Desde allí, por un agradable camino, cruzamos el regato seco de Junquedo y llegamos hasta el azud de una vieja aceña. El agua apenas se colaba entre las estrechas grietas de sus lajas de esquisto por lo que pudimos cruzar el río con facilidad y curiosear el molino abandonado; su rueda metálica y vertical que movía el molino esta trabada por una higuera, comida por la herrumbre y rodeada de hiedras. Seguido, ya en el socaz, una enorme noria que también debió de mover la fuerza del río para elevar el agua sobrante hacia las huertas de la vega también duerme estática y silenciosa.

Noria en Portugal
Noria junto al molino del Tuela

Dejando atrás el paraje remontamos el valle por campos de cultivo, casi siempre olivares y viñas y, cuando no, buscando un resquicio entre las rocas, son las  jaras y retamas las que ofrecen sus flores a las abejas que por allí liban.

Arriba de la cuesta despedimos al Tuela con la vista puesta en el sólido puente da Formigosa que sorprendentemente se refleja en sus aguas.

… Y bajamos por el Rabaçal

Enseguida comenzamos la vuelta. El camino torna hacia el sur y desde la parte elevada de la ruta podemos contemplar los valles desordenados de Tras os Montes y algunas de las sierras grises que nos rodean, como Faro y Santa Comba que , aunque no llegan a los mil metros de altitud, nos parecen enormes cordilleras.

Iglesia de Santa María Madalena, Chelas
Chelas, Mirandela

Tomamos por fin el valle del Rabaçal, que también visitamos, entre sus huertas, en las cercanías de Chelas. Ambos ríos bajaban muy escasos, pero el Rabaçal, que no es frenado por ninguna pesquera, nos muestra impúdico su lecho plano y rocoso. Es la consecuencia de la inacabable seguía que padecemos.

Chelas, rio Rabaçal
Rio Rabaçal

Las escasas aguas pronto son retenidas en las proximidades del camping y el aspecto del encuentro de los dos ríos; que ya es el Tua que nace, es espectacular. Una ancha lámina de agua ribeteada de chopos, sauces y alisos que ahora mece el viento vibrando en colores y sonidos. En la orilla una barca amarrada espera de nuevo el jolgorio veraniego de la playa.

Encuentro del Rabaçal y el Tuela formando el Tua
Nacimiento del Tua junto al camping Tres Ríos Maravilha
Mirandela y el Tua

Seguimos nuestro paseo sobre los pequeños adoquines de la recogida y coqueta ciudad de Mirandela. Sus tiendas junto al río ofrecen aceite y vino y el aroma de alheiras y presuntos estimula el paladar.

Aquí el río Tua se crece más si cabe. Retenido por una poderosa presa se ensancha y se pone al servicio de la pequeña ciudad que se mira frente al espejo de agua. Parques, playas, fuentes y barcas se distribuyen en equilibrio entre ambas riberas unidas para paseantes por su elegante Ponte Vielha.

Mirandela, Bragança
Vista de Mirandela

Y desde aquí sigue el Tua hasta el Douro, treinta kilómetros más al sur. Allí, una vez más, una potente presa lo retiene cambiando el paisaje y suavizando el valle, dejándolo caer junto al Douro poco a poco a cambio de kilovatios.

Nota: La ruta inicial entre ríos la hicimos prácticamente siguiendo el PR3 de Mirandela: cómodo y muy bien señalizado. Aquí nuestro track

Fuente en Mirandela
Fuente en Mirandela

 

(Visited 92 times, 2 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: