En esta ocasión decidimos dar un paseo, otro más, por los páramos y vallejos entre los ríos Odra y Arlanzón. Para ello nos acercamos hasta Vizmalo, una pequeña población Burgalesa que encontramos llena de actividad. Con tráfico curioso y abundante en sus calles entre las que pululaba diversa maquinaria. Enseguida pudimos ver la estación móvil de la ITV chequeando los vehículos agrícolas.

Burgos, Páramos entre el Odra y el Arlanzón
Páramos entre el Odra y el Arlanzón

Tras contemplar algunos de sus edificios y la iglesia pusimos rumbo hacia los páramos del Norte. El paisaje se abría más si cabe a medida que subíamos entre cereales, aún verdes, y amapolas. Arriba en el páramo la luz castellana se volvía intensa y agresiva; y en el horizonte, antaño despejado, se desplegaba un bosque de aerogeneradores blancos que giraban azuzando el aire bajo sus palas.

Pórtico iglesia de San Cristóbal: Vallunquera
Pórtico abocelado de la iglesia de Vallunquera

En el Mojón de la Monja tornamos hacia el Este por la Cañada de las Vacas tristemente dañada por las zanjas que requieren estas instalaciones. Por ella nos acercamos hasta Vallunquera otro pueblecito que, sin la novedad de la ITV, se mostraba tan tranquilo como acostumbramos a encontrar los lugares por donde pasamos. Contemplábamos su vieja iglesia de San Cristóbal, junto al Camposanto, cuando daban las 12 en las campanas de su torre.

Tamarón, burgos
Ermita de San Salvador en Tamarón. El arco triunfal pronto colapsará.

Desde allí seguimos parameando sin bajar a los valles, contemplando Castrojeríz y Villaquirán de la Puebla desde los cantiles. Así hasta que por el vallejo de Valdelar decidimos caer a Tamarón. En el histórico lugar de batallas entre castellanos y leoneses nos sorprendió su monumental fuente en la plaza, allí mismo repusimos agua y almorzamos junto al arroyo.

Cementerio de Villaldemiro
Los Camposantos acompañan a sus iglesias… (Villaldemiro)

Y junto al arroyo de las Penillas de San Bol llegamos hasta Villaldemiro y ya, por el valle del Arlanzón, a Villaquirán de los Infantes después. Se sucedían fuentes y arroyos entre campos iluminados y, en el horizonte, hermosos parajes que ya hemos visitado como Pampliega y Torrepadierne.

Villaquirán de los Infantes
La Natividad desde La Fuentona: Villaquirán de los Infantes

Pueblos que cuando los recorremos nos dan testimonio de su pasado esplendoroso; de su antigua grandeza. Ahora sus imponentes iglesias y casas solariegas muestran un abandono secular y un vacío de gentes ya imposible de remontar.

Restos de corraladas junto al arroyo de La Garzona. Provincia de Burgos
Restos de corraladas junto al arroyo de La Garzona

Los aerogeneradores seguían salpicando el paisaje, aunque, quizás sea por la costumbre ¡ya ni los vemos!.

Seguimos camino dejando el valle del Arlanzón para subir de nuevo a los páramos a la altura de Villazopeque. Allí tomamos la cañada por el Barco de la Guanseca hasta asomarnos a Los Balbases Una Villa señorial que se refleja a si misma a ambos lados del arroyo de la Garzoña generando dos barrios, el de San Millán y el de San Esteban en competición por ver cual tiene la iglesia más esplendorosa, cada una en su promontorio.

Moral junto a la ermita de Vallehermoso. Al fondo Los Balbases
Moral de la ermita de Vallehermoso. Al fondo Los Balbases

Salimos en dirección de Vizmalo pero aún hubo tiempo para más. Nos acercamos a la ermita de la Virgen de Vallehermoso. Un lugar delicioso con amplias vistas, pozo, un enorme moral y muchos almendros ahora repletos de jugosos almendrucos. Y de nuevo la luz que lo inunda todo y que casi ciega… incluso con las nubes.

Vizmalo. Revilla Vallejera, Burgos
Y de regreso a Vizmalo, con suave viento de cola.

El camino se nos había hecho hoy especialmente agradable. Ahora rodábamos favorecidos por el viento y sin prisa mientras la brisa mecía con suavidad las espigas.  Y, por fin, entre las laderas del páramo, apareció de nuevo Vizmalo al atardecer. Junto al caño y su lavadero pudimos refrescarnos y sin más recoger nuestros polvorientos bártulos.

Aquí os dejo el track del paseo… no se, ahora, a la hora de repasarlo y de revisar las fotografías me envuelve la sensación nostálgica de rodar entre un campo… ARQUEOLÓGICO

Los Balbases. Burgos
Detalle del caño de la fuente de Los Balbases

 

(Visited 219 times, 8 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies