…/… La primera parte de esta ruta en la entrada anterior
Castillejo de Robledo

Teníamos ya ganas de conocer este lugar. Habíamos visitado su cueva de la Virgen del Monte y conocido la historia del lugar. En aquella ruta nos llamó la atención la acogedora ubicación del pueblo pero nos pillaba algo a desmano. Ya se ve que era hoy el momento.

Pero si recordáis el capítulo anterior estábamos en lo del pan y la «falta» de hambre …

Aquí las cosas cambiaron. Amablemente si que nos ofrecieron pan en la Casa Romero pero a alguien se le ocurrió que ya puestos podríamos pedir un bocadillo y así lo hicimos. Pero una cosa lleva a la otra. Así que por qué no también la cerveza y el café… incluso un orujo. Así que toda nuestra preocupación acabó en un pequeño festín entre lo que llevábamos y lo que nos sacaron.

La verdad es que para este agradable viaje no habían hecho falta alforjas.

Puente sobre el regato de la Cueva de la Zorra. Castillejo de Robledo
Puentecillo en los arrabales y huertas de Castillejo de Robledo

Recorrimos después —a modo de sobremesa— el pueblo soriano lleno de encanto y de fuentes. Entre arroyos y barrancos surge un peña y sobre ella un libro de historia de moros y cristianos en forma de vieja fortaleza. Sobre las arquivoltas policromadas de su iglesia románica una pequeña y curiosa lámpara de araña ilumina un bello pórtico policromado y junto a las huertas un diminuto puentecillo, hecho con una sencilla tabla de madera asentada sobre un par de piedras y rodeado de adelfillas floridas nos invita a cruzar la reguera del Barranco de la Cueva de la Zorra, uno de los arroyuelos que configuran el de la Nava; precisamente el que venimos siguiendo.

Castillo y cruz en Castillejo de Robledo
El Castillejo

Salimos del pueblo por su barrio de bodegas mientras observamos como decenas de buitres daban cuenta de algo muerto que no pudimos identificar mientras otros muchos nos sobrevolaban.

Visitamos sus bodegas excavadas. Algunas se mantienen a costa de reconvertirse en merendero, otras se muestran abandonadas y curiosamente inundadas. Los lagares son externos, con uno de sus hastiales recrecido a modo de contrafuerte con el fin de fortalecer el punto de apoyo de la viga. Casi todos en ruina y abandonados. Verdaderos tesoros de arquitectura vernácula… ¿imposibles de conservar?

Castillejo de Robleda. Lagares
Lagares de Castillejo de Robledo

Y subiendo por la fuente de la Tejera salimos del pueblo para seguir recorriendo los montes del arroyo de la Nava en nuestra vuelta hacia Fresnillo de las Dueñas.

La Muela

Llevábamos ya varios montes rodados y aquí encontramos un páramo. Se trata de la enorme meseta de La Muela que finaliza en Cuerno Blanco (1019). Cereal, viñedo y montes se iban alternando y entre ellos la seña de un pasado ganadero que ya ha desaparecido.

Tenadas en Castillejo de Robledo
Tenadas en Castillejo. Restos de un pasado ganadero hoy perdido.

Se trata de las tenadas que vamos encontrado por la ruta. Son construcciones ganaderas que servían como cobertizo o majada para recoger al ganado durante la noche, usándose también como parideras o esquileos. Sus techumbres de teja a la segoviana han cedido pero aún encontramos en ellas su delatador entramado de muros en seco, adobe y postes de sabina que nos cuentan donde dormía el pastor y cómo tuvieron que recrecer los muros y cerrar ventanucos para defenderse de los lobos.

Montes del arroyo de la Nava: La Muela y el Pico Romero
Montes del arroyo de la Nava: La Muela y el Pico Romero

Tras recorrer varios kilómetros de monte por un solitario y hermoso sendero llegamos hasta el  Recuenco, el lugar por el que había que descender. Cuesta breve pero… ¡en picado!; unos minutos de ciclismo técnico y mucha tensión que dispara la adrenalina: mientras la bicicleta surfea nosotros luchamos con los frenos para no volcar hacia adelante. Finalmente llegamos a la base del curioso Pico Romero donde paramos a tomar fuelle… ¡sí, fuelle de una bajada!

Y el Monte de Fresnillo

El viento ahora estaba en nuestra contra y algunos caminos no se correspondían con los de nuestro mapa, a veces para mejor y otras para mal. Sin embargo el campo estaba ancho, hermoso y el cielo… era una pintura. Atravesamos de nuevo el término de Santa Cruz de la Salceda cruzando sobre la BU-930 por un bonito puente junto a la Cañada Real de Merinas. Así, entre viñedos y rastrojos llegamos al Monte de Fresnillo, el último que habíamos de cruzar en esta aventura.

Puente para la cañada real de Merinas en Santa Cruz de la Salceda
Santa Cruz de la Salceda. Un puente no sobre el arroyo de la Nava sino sobre la BU-930

Tras rodar casi a la deriva encontramos una trocha que nos gustó especialmente y por la que descendimos entre zarzas y carrascas cerradas que nos obligaban a contorsionarnos sobre la bicicleta. Bajamos y bajamos entre aromas de salvias y tomillos para, al final, llegar a donde pretendíamos que era al canal de Guma y después a Fresnillo de las Dueñas. Cuando llegamos caía la tarde aunque aún habría tiempo de visitar sus fuentes, sus ermitas y de un buen partidillo en la plaza.

Partido de futbol en Fresnillo de las Dueñas
En Fresnillo de las Dueñas aún es posible un tres contra tres….

 

Y aquí, el track de wikiloc

Y otro punto de vista de la ruta

(Visited 409 times, 1 visits today)

2 thoughts on “Los montes del arroyo de la Nava (II)

  1. Gracias por recordar al olvidado y desviado, en Aranda, Arroyo de la Nava.
    Echo de menos un croquis de la ruta seguida.
    Un saludo.

    1. Gracias Jaime,
      en cuanto al croquis precisamente lo tienes en la entrada anterior que cuento la ida. También está en track de wikiloc en ambas entradas. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: