En esta ocasión, junto con un grupo amigos, vamos a pedalear (y trepar) por uno de los parajes mas bonitos de la cuenca de nuestro Duero: las Hoces del Duratón. Estas cuentan con el aristocrático título de Parque Natural y, a pesar de ser tan conocidas y visitadas, nunca defraudan.

Durius Aquae: Panorámica Sepúlveda
Sepúlveda desde el mirador de Zuloaga

De forma casi casual nos reunimos en esta ocasión Antonio, Ismael, Víctor y yo mismo. La verdad es que pasamos una calurosa aunque divertida jornada de asueto, charla y deporte.

 

El río

El Duratón se está convirtiendo en uno de mis ríos favoritos. Limpio y con caudal, incluso en estos difíciles tiempos para los ríos. En sus aguas disfrutan la gente y los peces. Parece ser que es el único río con truchas que hay en Valladolid, según me contó Isma. Toda una proeza sin duda.

Por el "nuevo" puente de Talcano
Por el “nuevo” puente de Talcano

Comenzamos el paseo bajando a su estrecha ribera por el puente de Talcano. Sauces, chopos, fresnos… mantenían en semipenumbra la agradable senda a medida que los paredones laterales se hacían más verticales. A veces el sendero nos obligaba a un pedaleo algo más técnico entre el lapiaz y la arboleda que había que sortear. Esto, por cierto, puso en evidencia el estado perezoso de alguna bicicleta que hacía tiempo que no rodaba …

Por lo demás el paseo fue ciertamente ameno; salpicado de puentes, alguna fuente, eremíticas cuevas y enormes rocas caídas de los escarpes. Además encontramos un buen número de visitantes, alguno de ellos tomando un baño en las pozas y playas que el río ofrece.

Durius Aquae: cueva del Cura
Cueva del Cura

Y así, acompañando al río llegamos al puente de Villaseca, tomando buena nota de su “chiringuito” ya que deberíamos volver por ese punto. Poco más adelante la animada senda de difuminó y nuestra ruta exigió, a partir de aquí, apretar los dientes.

 

Los cortados

Cuando ruedas por el campo lo habitual es encontrarse con cauces, páramos (o crestas) y laderas. El Duratón en este tramo decidió suprimir éstas últimas y se conformó con su cauce y los páramos adyacentes. En estas condiciones tuvieron que ser los cortados los que sustituyeran la función de transición de las laderas y lo hacen a la perfección ya que, aunque con algo de brusquedad, generan un paisaje bello y diferente.

Durius Aquae: meandro de la Molinilla
Meandro de la Molinilla

Todo esto está bien excepto para los sufridos ciclistas que vimos desaparecer la senda del río. ¡Había que subir arriba!¡Al páramo!. Frescos aún y con la moral alta fuimos trepando a pie y lentamente entre algunas trochas algo marcadas. Nos acercamos hasta el borde del estrecho espigón del meandro de la Molinilla desde donde disfrutamos de unas bonitas vistas por encima de las afiladas puntas de los chopos. En el fondo los restos de una ermita nos recuerda el pasado cenobial de estos parajes. El río pintado de esmeralda se recrea entre la escultura que ha creado.

Durius Aquae: San Frutos
San Frutos

A partir de aquí un complicado, pedregoso y ascendente camino entre jóvenes sabinas y enebros dejó de lado el estado de las bicicletas para ponernos a prueba a nosotros mismos. Sin sombras en las que cobijarse y con un sol de justicia las gotas de sudor escurrían sobre las camisetas empapándolas más si cabe. Como todo esto puede ser “llevadero” aparecieron las molestas moscas para rematarlo posándose impertinentemente en nariz, orejas… cualquier sitio las venía bien. Es en estos momentos cuando surgen las preguntas trascendentes de difícil respuesta: ¿qué coño hago yo aquí al lado de esta bicicleta?

 

El páramo

Pero estas humanas debilidades duran poco: Al llegar arriba la moral se eleva, de nuevo podemos montar y la esperanza de cerveza (caliente) y bocadillo alientan el último empujón hasta la ermita de San Frutos y sus hermosas vistas, incluyendo buitreras atestadas de pollos.

Durius Aquae, San Frutos
Hasta aquí, ¡ muy bien! ….

Ya nos quedaba la vuelta, primero hasta Villaseca. Aquí una fuente, que desmiente el nombre de esta localidad, nos ofreció la oportunidad de un ducha fresca y reparadora, ¡esto era ya otra cosa!

Sin más bajamos por la carretera hasta el puente donde ¡seguía el chiringuito!. Y como “lo prometido es deuda” un gran vaso de cerveza fresca con limón nos puso a tono para afrontar el último empujón.

pero aquí mejor
… ¡pero aquí mejor!

Alguno prefirió en este último tramo visitar Villar de Sobrepeña. Suponía subir de nuevo al páramo, para regresar por la parte alta de los cortados. El resto se acopló plácidamente al río remontándolo de vuelta.

La paramera es dura, pobre y pedregosa, sin apenas cultivos. Viejas corraladas abandonadas por doquier y en el horizonte Somosierra se perfila negra entre nubes blancas. Al otro lado de la brecha del río, más restos arquitectónicos; la visigótica ermita de San Julián nos indica que llegamos.

Durius Aquae: Panorámica del Duratón, al fondo la ermita de San Julián
Panorámica del Duratón, al fondo la ermita de San Julián

Y sin tiempo para más nos reunimos en el punto de encuentro, el aparcamiento en Sepúlveda. Otro refresco en Cantalejo y vuelta a casa con la intención de repetirlo en alguna ocasión. ¡Qué así sea!

Si queréis más detalles aquí en Wikiloc el track

 

 

 

4 thoughts on “Hoces del Duratón: o páramo o ribera

  1. Un buen día en contacto con la naturaleza, entorno precioso para pasar en una muy buena compañía ,hacer algo de deporte y como no unas ricas cañitas. Como dice Isma hay que repetirlo, aunque tendré que preparar bien la bici.

  2. Estoy de acuerdo que las Hoces como paisaje no defraudan y si a eso le acompañas de gente agradable es la mezcla perfecta para pasar un día para recordar y eso lo se por el buen sabor de boca que me dejó a pesar del calor y del esfuerzo
    UN placer Javier el haberte conocido y pasar ese dia contigo ,Toño y mi hijo Victor y como terminas tu blog (Que la aventura se repita en otra ocasión )

Animate y deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: