Voy o no voy

Costó trabajo decidirse. Mientras tomo mi café muy caliente afuera llueve, hace viento y la temperatura es baja; ni siquiera es de día. Aún así, en un alarde de voluntad, preparo algo de almuerzo, cargo la bici al coche y me pongo en marcha para visitar al río Úrbel discurrir por la comarca de El Tozo

Arroyo de la Ribota. Nidáguila, Valle del Sédano
Mañana de otoño. Quedarse en el cálido hogar o recorrer caminos fríos y solitarios

Cuando llego a Úrbel del Castillo ha dejado de llover aunque las nubes están muy bajas y no se aprecian los caprichosos horizontes de la comarca. Me abrigo y comienzo a rodar con la esperanza de que el suave cierzo racheado que sopla no vaya a más.

Las ruedas salpican. Pronto me olvido de la pulcritud de mi ropa y por supuesto de la de la bicicleta. Apenas quedan unos pañuelos de nieve dispersos por las cunetas y será el agua y el barro protagonistas de esta ruta complicando los caminos pero recreando la vista con fuentes y arroyos colmados.

Úrbel del Castillo, Burgos
Úrbel del Castillo. Parroquia de Las Candelas y al fondo su torreón

Me encuentro en la comarca burgalesa de El Tozo; entre las Loras y el Páramo de Masa. Su geografía recuerda a un gran almorrón. Por un lado discurre el Río de San Antón que pronto llega al Rudrón. Y por el otro, en sentido contrario, el río Úrbel que llegará al Arlanzón, Arlanza, Pisuerga y Duero. Es decir, hoy rodaré por la divisoria de las cuencas del Duero y del Ebro.

Hacia el páramo de Masa

Me dirijo hacia los molinos de Úrbel. El arroyo que suministra agua al primero de ellos inunda el camino, tengo que volver hasta un puentecillo anterior y allí cruzo el río para dirigirme a Quintana del Pino. Me entretengo junto a su iglesia de San Sebastián para después comenzar el ascenso a la alargada loma que separa las cuencas.

Comarca de El Tozo. La Loma. Nidáguila
La Loma, cerca de Quintana del Pino

Tras coronar La Loma, encuentro un camino descendente junto al arroyo de la Ribota y cuando el sol trata de abrirse paso entre las nubes llego al pueblo de Nidáguila junto al río San Antón.

Quiero subir a lo alto del Páramo de Masa y un paisano me informa de las opciones que tengo sin que me ponga buena cara en ninguna de ellas al veme con la bicicleta. Al final decido subir hacia la Peña Agujero por el camino que sale tras la iglesia.

El río San Antón a su paso por Nidáguila. Páramo de Masa
El río San Antón a su paso por Nidáguila

Bajo hasta el río. Éste ha inundado los antiguos lavaderos y baja brioso y azulado. Comienzo la ascensión y pronto tengo que bajarme de La Flacucha. La cuesta es empinada y la rueda de atrás resbala. Mientras subo caminando observo las espectaculares cárcavas que me ofrecen los cantiles. Caprichosas oquedades y protuberancias kársticas que me acompañarán en toda la ruta. Hay que recordar que nos movemos por el Geoparque de Las Loras.

Arriba, ya en el Páramo de Masa, desaparece el camino. Hay más nieve y también más barro. Por campos yermos y otras veces arados trato de buscar una senda y cuando la encuentro ruedo pesado por una estepa desolada e infinita.

Páramo de Masa, Burgos
Alto y solitario Páramo de Masa
Arroyo de San Antón

Pronto abandono la austeridad del páramo y desciendo por el pinar de la Barranca hacia Terradillos de Sédano. Allí encuentro un pueblo cuidado con esmero. En un pequeño parque junto a su coqueta iglesia doy cuenta de mi bocadillo aprovechando unos tenues rayos de sol.

Terradillos de Sedano, al pie del páramo de Masa
Terradillos de Sedano, junto al río de San Antón

Cuando termino me he quedado frío así que lo mejor es seguir camino. Acompaño al río de San Antón por su valle hasta que tomo el desfiladero de La Unfrida. Un valle que me muestra colmenares, fuentes y molino junto a un río que baja pletórico.

Manantiales de la Unfrida
El agua escurre por entre las paredes para formar el arroyo

Con gran esfuerzo subo las cuestas de La Unfrida, en algún momento me tengo que bajar y al levantar la vista de nuevo la curiosa arquitectura geológica llama mi atención. Algunas formaciones parecen castillos y otras enormes eremitorios de negras bocas. El avanzado otoño ha desnudado el melojar realzando el rojo brillante de los escaramujos. Apenas hay aves y todo sería silencio de no ser por el rumor persistente del pequeño arroyo.

El Tozo

Vuelvo a estar arriba, en algún momento puedo vislumbrar a la vez los valles de los ríos San Antón y Úrbel, paralelos pero con sus pendientes opuestas. Ruedo por la divisoria entre aguas que no se deciden si viajar hacia el Mediterráneo o hacia el Océano. Escucho el ladrido de unos perros y en una ladera puedo ver un rebaño. Se confundiría con las piedras calizas de no ser por las esquilas.

Viejo chozo de pastor en la divisoria de las cuencas del Duero y Ebro
Abrigaño de pastor en la divisoria de las cuencas. Orinar de madrugada, hacia Oporto o hacia Tortosa, sólo depende del viento.

Me detengo en las ruinas de un chozo solitario y me llama la atención La Peña de La Piedra, abajo en el valle del Úrbel, iluminada por el sol. En el horizonte, hacia el Noroeste, se insinúan las prominencias de Peña Amaya y Peña Ulaña y, más al fondo, la Cordillera Cantábrica deslumbra de blanco impoluto. Me recreo unos instantes con el paisaje hasta que me distraen un par de corzos que se cruzan brincando ante mí.

Vuelvo a descender con cuidado derrapando entre barro y llego al pueblo de Santa Cruz del Tozo, ya junto al Úrbel.

Valle del Úrbel en Santa Cruz del Tozo
Santa Cruz del Tozo, el amplio valle del Úrbel
Río Úrbel

El río Úrbel nace en las anchas espaldas de Fuente Úrbel. Varias fuentes y arroyuelos lo conforman aunque es El Manantial, ya junto al pueblo, el que con su potente latido de agua se considera su nacedero. Hoy le aportaba el triple del agua que traía llenando el cauce artificial por el que cruza Fuente Úrbel. El río seguirá su curso durante 55 kilómetros hasta llegar al Arlanzón por su derecha entre Frandovinez y Buniel.

Río Úrbel, naciendo en El Manantial
El Manantial, uno de los creadores del río Úrbel

El sol se agacha y la temperatura también. Merecen alguna foto los paramentos ruinosos de su ermita y la iglesia que me parece tosca pero elegante y que tiene fama por la originalidad de sus capiteles y canecillos. Salgo del pueblo por un buen camino de concentración que por el valle me llevará hasta el pueblo de La Piedra.

Parece que, por hoy, se acabaron las cuestas.

La Piedra, Burgos
La Piedra, Puente y río Úrbel

Este pueblo, además de estar junto al río, disfruta de un mogote llamado La Peña que se ajusta al topónimo de la localidad y que diviso desde el momento en que tomo el camino en Fuente Úrbel. Cuando llego acaban de instalar el Belén en un portillo enrejado de la torre de su iglesia y varias personas lo contemplan. El pueblo tiene su encanto. Bajo hasta el puente. Da gloria ver el río que pasa bajo todos los ojos, en la base de La Peña una fuente aporta también sus aguas a la corriente.

El sol se pone. Prados encharcados, al fondo el torreón de Úrbel del Castillo
Prados encharcados al atardecer, al fondo el torreón de Úrbel del Castillo

El sol ha caído y hay que seguir. Cruzo por la Turbera y sigo junto al río. Encuentro prados inundados en los que apenas puedo entrar y el torreón de Úrbel del Castillo, sobre un picacho vertical, me muestra el final de mi ruta Tras subir una cuestecilla aparece ante mi la bonita iglesia de Las Candelas y el cementerio. Ya está, he vuelto. Meto la bici y las botas en un arroyo y espero que escurran un poco. Mientras, junto al coche, me tomo una naranja.

Una jornada guapa de agua y bicicleta. ¡Y pensar que me costó salir esta mañana!

Y aquí el track de wikiloc
Fuente Úrbel del Tozo. Ermita que fue de la Inmaculada Concepción
Restos de la ermita que fue de la Inmaculada Concepción, en la vega del Úrbel
(Visited 725 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: