Buscando alternativas a los viajes a Madrid, más entretenidas que por la aburrida A-6, nos topamos uno de los paisajes más estremecedores que hemos visitado. Un lugar de esos que erizan los sentidos.

Al norte de Guadarrama, entre las sierras de Malagón y la de Ojos Albos se sitúa la elevada y amplia plataforma del Campo Azálvaro, a unos 1250 msnm.

Durius Aquae: El Campo Azálvaro, al fondo el embalse
El Campo Azálvaro, al fondo el embalse

Su nombre parece ser que nos llega del árabe.  Azálvaro significaría «Campo de Álvaro»; por lo que Campo Azálvaro parece una hermosa redundancia. Casi por mitad pertenece a las provincias de Ávila y Segovia, aunque también es colindante con la finca de La Cepeda de la Comunidad de Madrid. Lo atraviesan dos estrechas carreteras formando una cruz las AV-500/SG-500 entre Ávila y El Espinar y la AV-501 entre Aldeavieja y Navalperal de Pinares, esta última atraviesa el Sistema Central por el Puerto de la Lancha. Dos carreteras provinciales que ojalá permanezcan con ese aspecto rural que te obligan a ir despacio saboreando el paseo y generando menor ruido y contaminación.

Hubo un tiempo en el que todo el campo fueron terrenos baldíos y abiertos al pastoreo. Se cruzaban dos Cañadas Reales: Por un lado la Oriental Soriana que entrando por El Espinar se dirigía hacia Ávila. Por otro La Leonesa de Valdeburón a Montemolín que se sitúa desde el Norte al Mediodía. Sin duda uno de los lugares emblemáticos de la poderosa Mesta que trajeron riqueza y progreso a estos lugares cuando cientos de miles de ovejas trashumantes se daban cita un par de veces al año en busca de alimento y  esquileos. (Os sugiero echar un vistazo a este artículo sobre el Puente de Merinas que aún tengo pendiente de visitar).

Durius Aquae: Puente sobre el río Voltoya
Puente sobre el río Voltoya… en un buen año

Su aspecto es frío y pelado, de color dorado cuando no lo cubren las nieves. Sus laderas y tesos están salpicados de caprichosas disposiciones de berrocales. Escasos bosquecillos de pinos y robles se limitan a ocupar algunas laderas por lo que predominan los pastos y matorrales que se mecen al compás de vientos helados. Por su centro un arroyo lo cruza: es el incipiente río Voltoya. Acaba de brotar al Oeste y lo cruza hacia el Este formando trenzas y tomando agua de arroyos y manantiales. Justo cuando va a salir del Campo Azálvaro es retenido formando el embalse de Los Serones.

Durius Aquae: Cola del embalse de Los Serones
Cola del embalse de Los Serones

Este pequeño embalse de 6 hm³ sirve de apoyo para el suministro de agua a la Ciudad de las Murallas. Así el río Voltoya que es tributario del Eresma no llega entero hasta Coca sino que las aguas que toma Ávila para consumo, se filtran en su EDAR para ir directamente a Fuentes Claras y así al Adaja mismo.

En el embalse prosperan los peces nuevos y viejos y las nutrias recorren sus orillas. Por los prados aledaños las vacas de Ávila —que avileñas no quedan tantas—pacen en calma. Junto con los Pinares de Peguerinos, ya en vertiente del Tajo, forma una ZEPA en la que abundan numerosas especies de rapaces.

Durius Aquae: Berrocales en Campo Azálvaro
Berrocales en Campo Azálvaro

El lugar debió parecer inhóspito de tiempos pretéritos. Ninguna población se decidió a establecerse en esta amplitud vacía y así las localidades de Urraca-Miguel, Ojos Albos, Aldeavieja, Villacastín, Navas de San Antonio y El Espinar las encontramos situadas en las zonas periféricas y algo más bajas.

Como si velaran por el Campo Azálvaro, en la crestería de sus sierras se sitúan alineados decenas de aerogeneradores que zumban sus aspas acompasadamente en busca de la energía necesaria para el bienestar que exigimos. Parece que ya nos hemos acostumbrado a estas esbeltas turbinas y hasta tratamos de encajarlas estéticamente con el paisaje. Me pregunto si se siguen requiriendo los tediosos informes de impacto ambiental para estos parques eólicos (comento esto porque parece que todos salen para adelante).

Durius Aquae: Aerogeneradores
Aerogeneradores
Seguimos hacia Madrid.

Arriba, desde el Puerto de la Lancha echamos una mirada más al paisaje, bello y desolador, de esta raya de nuestra cuenca del Duero.

 

Puerto de la Lancha
Puerto de la Lancha
(Visited 32 times, 1 visits today)

One thought on “El río Voltoya y el Campo Azálvaro, una meseta sobre La Meseta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: